18 Años Creando

alimentos innovadores que mejoran vidas

¡Este abril estamos de aniversario en Lácteos Don Joaquín! Queremos motivar a los emprendedores Panameños compartiendo un poco de nuestra historia desde la óptica de una de nuestras directoras, Marta Lucía de la Torre

El inicio

Mis padres Pedro y Martha eran un matrimonio joven comenzando su familia en la década de los 90. Por un lado, mi padre siempre ha sido una apasionado de la ganadería y tenía una pequeña lechería; por otra parte, mi madre es toda una mujer emprendedora. Con el deseo de mejorar sus ingresos iniciaron el procesamiento y la venta de quesos artesanales en 1995, cuando yo tenía apenas 7 años.

La producción  inicial era de apenas 20 litros de leche y los quesos eran vendidos de casa en casa. ¡Caminabamos bastante! En muchas ocasiones regalábamos los quesos para que las personas degustaran de nuestro producto.

La fábrica de Lácteos Don Joaquín es reflejo fiel de nuestra historia, que se compara con el crecimiento humano. El nacimiento fue difícil, porque mis padres no contaban con los recursos económicos ni con el conocimiento. Como un bebé, les tocó aprender poco a poco.

En nuestros inicios la creatividad se convirtió en el mejor recurso. Nuestra residencia se fue transformando según la empresa iba necesitando nuevos espacios. Los mismo sucedía con los equipos, eventualmente mi padre aprendió a trabajar el acero inoxidable para adaptar los equipos que teníamos a la mano para cubrir las necesidades de equipamiento. Nunca hemos dudado en eliminar una pared o construir una nueva.

Esta es quizás la historia con la que muchos pequeños empresarios se pueden identificar.

Inicios-18-Aniversario-Lacteos-Quesos-Don-Joaquin

Nuestra familia en los inicios de Lácteos Don Joaquín

Creciendo como niños hasta llegar a la adolescencia

Pasado unos años, fue necesario crecer no sólo físicamente sino también en la forma de hacer las cosas, como en el crecimiento de un niño. Después de adquirir conocimientos sobre la producción local de quesos, mis padres vieron la necesidad de buscar formas novedosas de producción, y fueron a entrenarse al exterior.

Este deseo de innovar aún se mantiene vivo en todo lo que hacemos. Nosotros creemos que el mercado local merece un producto con iguales estándares de excelencia como los productos en los  mercados internacionales. Esto nos transformó de una pequeña planta de quesos a una joven empresa.

La adolescencia trae la necesidad de buscar y definir una identidad. En nuestro caso, se hizo necesario establecer una marca, un nombre, que nos permitiera distinguirnos en el mercado. Es así como en el 2001 nace nuestra empresa registrada formalmente como Productos Lácteos Don Joaquín.

Para ese entonces ya trabajabamos 100% de la mano de productores de leche local. El enfoque de nuestra planta evolucionó, ya que no sólo procesábamos quesos, también nos dedicábamos a la producción de lácteos en general. Durante este periodo de crecimiento hemos tenido errores y experiencias muy valiosas para ser lo que somos hoy.

Planta 18 Aniversario Lacteos Quesos Don Joaquin

Nuestra planta es un reflejo del crecimiento al pasar de los años

Una empresa joven en constante aprendizaje

El constante aprendizaje nos ha motivado a participar en programas que nos fortalecen como equipo y como empresa. En el 2009, participamos en el Concurso Nacional de Producción Más Limpia, del cual fuimos ganadores en categoría de empresa pequeña. En el 2011 Incursionamos en la implementación de sistemas de mejoramiento continuo con la Oficina de Cooperación Jica, y más recientemente en el 2015 participamos junto con otras empresas a nivel nacional en los protocolos para obtener el sello Huella Social para la erradicación y prevención del Trabajo Infantil.

Así mismo, en julio del 2018 inauguramos el departamento de desarrollo y competitividad de proveedores. Sabemos que la calidad de nuestro producto comienza desde el proveedor, y nuestro deseo es aportar también a su proceso de aprendizaje y crecer de la mano con ellos.

Todo estos programas han significado un esfuerzo enorme, ya que nuestro equipo de trabajo es pequeño. Sin embargo, esas mismas exigencias son las que nos han llevado a madurar con el tiempo y nos han obligado aprender a funcionar como una gran empresa.

Es importante destacar que Don Joaquín ha sido, y continúa siendo, una empresa familiar. Mis padres siempre nos involucraron a mis hermanos y a mi en el día a día de la producción y venta. Aun cuando no éramos partícipes de decisiones, de jóvenes aprendimos a interactuar con clientes, empleados, y proveedores, y también aprendimos a escuchar sus necesidades. Esta experiencia ha sido sumamente valiosa para dar hoy lo mejor de mí como directora en la empresa.

Al emprendedor de hoy

Emprendedores generalmente se nos acercan para aprender sobre la historia de Don Joaquín. A pesar de que nuestros inicios se remonta a más de 20 años, donde tecnología como el internet a penas hacía su debut, hay lecciones valiosas que siguen vigentes hoy.

Destacamos anteriormente puntos como la innovación, el uso estratégico de recursos, y el constante aprendizaje. No todos aplican en todo momento, pero sin duda la innovación es fundamental para ofrecer soluciones a problemas que la comunidad enfrenta hoy.

Igualmente, el ser estratégico con tus recursos te enseña que tu empresa no lo puede hacer todo, y te obliga a buscar alianzas con otros empresarios que comparten objetivos como los tuyos. Ese es el caso con nuestros proveedores de leche, una relación que buscamos fortalecer cada día. ¡Ellos son parte de nuestra familia!

Creo firmemente en la importancia del constante aprendizaje. Pregúntate todos los días que puedes hacer mejor el dia de mañana. Busca la parte constructiva de toda crítica, especialmente de las personas que te aprecian. De toda experiencia y error se aprende. Busca programas donde puedes conocer y aprender de la experiencia de otras personas. Siempre hay algo nuevo por aprender.

Y por último, construye un equipo y confía en tu equipo, bien puede ser tu familia o tu familia escogida, ellos te retarán, te motivarán y lo más importante serán tu apoyo tanto en los dias difíciles como en los mejores días de tu emprendimiento.

¡Felices 18 años, Productos Lácteos Don Joaquín!

Comments are closed.